Miguel Arnas - Discurso de entrada en la Academia de Buenas Letras de Granada

"El pasado día 9 de mayo tuve el honor y el privilegio de leer el discurso de entrada en la Academia de las Buenas Letras de Granada. Todo eso tiene un ceremonial y un protocolo imprescindible, pero sobrellevando eso, que tampoco es excesiva carga, pude durante media hora exponer mi idea respecto a algo que me obsesiona desde antiguo: los contactos entre la música y la literatura narrativa de cualquier tipo. El discurso, o cuanto menos un artículo con ese contenido, ya lo tenía escrito desde el verano del 14, pues un par de años atrás ya me había dicho mi amigo Fernando de Villena que debería entrar en esa institución. En el año 13 Pepe Gutiérrez, actual bibliotecario de la Academia, me habló de lo mismo y empecé a calibrar la necesidad de escribir algo que pudiera ser utilizado en tal ocasión. Cuando me puse a escribir lo hice de la siguiente manera: si me nombran académico lo leeré allí, y si no, no se pierde nada, lo colocaré en el blog. A principios de este año fui propuesto y en febrero aceptado por mayoría simple de los académicos presentes en Reunión Ordinaria. La cosa iba en serio. Ya era académico electo; cuando leyese el discurso sería académico de facto. Para colmo, el escritor Antonio Muñoz Molina había sido ya elegido como Académico Honorario e iba a leer el discurso en mayo, pero por cuestiones de agenda tal cosa sería imposible y lo pospuso para noviembre, de modo que me tocó a mí hacerlo en mayo. Ser telonero o sustituto de Muñoz Molina no es moco de pavo, y se me cayó encima la responsabilidad, y no solo por ese aspecto, como si fuera una gratísima losa de tonelada y media"
Seguir leyendo...

Entradas populares de este blog

Una hamburguesa en un McDonald's

Godos, de Pedro Santamaría

La hora de Bizancio