Ir al contenido principal

Jünger, tras la guerra y la paz

En la presentación de esta colección de artículos sobre la obra y, digamos, "cosmovisión" de Jünger, Alexader Duguin propone:

"Ernst Jünger es un destacado escritor alemán, cuyo destino literario y político es un símbolo clásico de lo vanguardista, animado e inconformista en la cultura europea del siglo XX.

Testigo de dos guerras mundiales, uno de los teóricos principales de la Konservative Revolution alemana de la época de entreguerras, inspirador del nacionalsocialismo, que pronto llegaría a convertirse en un “disidente de la derecha” tras la llegada de Hitler al poder, sobreviviente a la desaprobación oficial durante el III Reich y posteriormente condenado al ostracismo por los vencedores durante el proceso de “desnazificación”.

Hoy en día Jünger es considerado por derecho como un emblema del siglo XX, un portavoz no sólo de la “generación perdida” sino del “siglo perdido”, alegoría de la lucha apasionada y dramática de los últimos impulsos sagrados de la vida nacional en contra de la blasfemia sofocante de la universalidad tecnocrática contemporánea.

Jünger es autor de numerosas novelas, ensayos, artículos y cuentos. Su obra resulta muy variada, versátil, compleja e incluso en ocasiones contradictoria y paradójica. El tema de su obra gira principalmente en torno a la figura de ‘El Trabajador’, personaje casi metafísico, cuyo manifiesto y presencia se hace sentir en todas sus piezas. No es coincidencia que el más conocido y conceptual de sus libros, en el cual trabaja editando y reescribiendo durante toda su vida se titule “El Trabajador”
".


La Editorial EAS -que lleva unos cuantos años trabajando con seriedad y en absoluta minoría, como corresponde a estos tiempos de labilidad rosada y filosofía tuitera -, ha preparado este volumen antológico, un trabajo soberbio en el que se compendian esos pequeños ensayos sobre una obra colosal. Nombres como Fernando Sánchez Dragó, Dr. Javier Nicolás Cintas, Troy Southgate, Alain de Benoist, Isidro-Juan Palacios, Alexander Dugin, Luca Rimbotti, Gianfranco de Turris, Robert Steuckers, Julius Evola,  Eduard Alcántara, Andrea Berná, José Luis Ontiveros, Adriano Romualdi, Juan Pablo Vitali y el mismo Ernst Jünger, completan este proyecto de años, la paciente recopilación y selección de textos sobre una de las figuras fundamentales de la cultura europea del siglo XX; (escribo "una de las figuras fundamentales" con toda intención, no hay ditirambos que valgan).

Sin Jünger, la historia del pensamiento europeo sería distinta. Sin esa misma historia, en uno de sus momentos más críticos, sería inimaginable un autor con la potencia creativa y la profundidad de pensamiento de Jünger. Sin este libro, el olvido de Jünger en España sería algo preocupante. Por fortuna seguimos siendo pocos, ya lo dije: minoría absoluta. Pero esa circunstancia no debe preocupar a nadie, visto para lo que sirven las mayorías

Entradas populares de este blog

Una hamburguesa en un McDonald's

A las pocas semanas de conocerla, paseábamos por no recuerdo que ciudad. Se fijó en un McDonald's que brillaba nocturno y pomposo, con sus luces redichas de cafetería americana para niños felices; y como una niña feliz, y hambrienta, me dijo: "¡Qué suerte... Vamos a comer una hamburguesa!"

La hora de Bizancio

Capítulo primero del ensayo Ciberadaptados, de Antonio Manilla, publicado por la editorial La Huerta Grande (2016).





La hora de Bizancio



Tengo para mí que la deseuropeización de Europa la comenzamos nosotros mismos, los europeos, mucho antes de la creación de la Comunidad Económica. Hablar de la caída en desuso de los valores que nos construyeron, probablemente sería atinado si es que creemos que las civilizaciones se erigen alrededor de un ideario. Yo pienso que los valores vienen siempre después de algún otro impulso, como justificación o así, al menos hasta la creación de las filosofías idealistas, que, además de invertir el curso habitual del río de la vida, me parecen por lo general un exceso de optimismo o fe en lo teórico que casi nada más han producido dictaduras y sistemas inhumanos. El motor constructor de Europa, como ocurre con las parejas, pienso que fueron dos: un ansia insaciable de conquista y un anhelo no menor de definirse a través de la diferencia.

En el mundo globaliza…

Diez personalidades tóxicas en Facebook (y cómo librarse de ellas)

Facebook no es un manicomio autogestionado como twitter, pero en materia de gente perturbada, asfixiante, obsesiva y dañina presenta una variedad más que notable. Y una abundancia preocupante. Los usuarios de esa red social tenemos la ventaja de compartir nuestros contenidos con gente que, más o menos, es amiga; es decir: podemos controlar quién ve nuestras publicaciones y a quiénes vemos. Sin embargo, ¿quién no se ha topado, con demasiada frecuencia, con "muros" y biografías atiborradas de sandeces, impertinencias, majaderías, insultos y toda la basura que una mente desocupada y confusa puede generar en una mañana o una tarde de posteos?